LAS OFRENDAS PARA LOS SANTOS; La visión Universal del apóstol Pablo

La ofrenda para los Santos

ofrendaparalossantos
La visión universal del apóstol Pablo
(1 corintios 16:1-4)
La biblia habla de ofrendas en varios contextos, algunas de estas ofrendas ya no están en uso y otras han quedado caducas, al morir Cristo en la cruz.
En éste estudio, estaremos ocupándonos de meditar acerca, específicamente de las ofrendas para los santos; instituidas por el apóstol Pablo, quien fue inspirado por el Espíritu Santo para disertar acerca de tan importante tema; y que al día de hoy en ocasiones es tema de discusión entre grupos contrarios; unos asegurando que solo es para ayudar a los santos y otros aceptandolo parcialmente.
Lo que la biblia SI dice en este pasaje.
Que fue instituido por una circunstancia en particular, y puntualiza que fue, para ayudar a los santos que estaban padeciendo necesidades, en Jerusalén, necesidades de pobreza, que alguna persona o grupo de personas pudieran atravesar.
Cuando se habla de santos, es claro que se refiere a la Iglesia de Cristo que se reunía en la ciudad de Jerusalén y que según narra , la cronología de los Hechos, padecían persecución, cárceles y hambres, pues estaban siendo perseguidos por los Romanos, quienes se oponían al cristianismo, sumándole a esto la hambruna que azotaba Jerusalen.
Fue, pues, dada la orden a la Iglesia de Cristo en Corinto como mandamiento, que juntaran algún donativo y lo enviaran a Jerusalen.
Lo que la biblia NO dice en este pasaje.
Que estas ofrendas estuvieran destinadas a satisfacer cuestiones superficiales.
Que se usará única y exclusivamente para las necesidades de la Iglesia Local
Queda más que claro que tampoco sería usado para ayudar a los inconversos, pues, en ese momento la necesidad mas apremiante era ayudar a los santos necesitados de Jerusalen, suena bastante ilógico que Pablo estableciera el mandamiento de juntar dinero para ayudar también a los no creyentes, quitándo parte de este donativo para el fin primario para el cual fue creado el mandamiento.
Que sea un fondo de ahorros
no fue para pagar los servicios de algún predicador o evangelista
no fue para construir el mejor local de cultos, en Jerusalen.

estas aunque eran necesidades, no son las necesidades, para lo cual fue creado el mandamiento citado en 1 Corintios 16: 1-4.

La vision universal del apostol Pablo.
es notorio que Pablo, instituye este mandamiento, no solamente para ayudar única y exclusivamente a la Iglesia local en Corinto, sino para ayudar a otra iglesia local en otro lugar geografico, esto es Jerusalen, de los fondos que debian dar los hermanos en Corinto, por amor y solidaridad a sus hermanos en Jerusalen.
Es claro que ayudar a otra iglesia de Cristo, en sus necesidades de pobreza, fue bien visto por el apostol del Señor en el primer siglo, pues la Iglesia misma debe entenderse en un sentido universal y no simplemente en sentido local; No existieron celos, malos entendidos, ni algún sentimiento negativo, por parte de los hermanos en el primer siglo, pues imagino que se sentian parte de la iglesia, que Cristo mismo prometió edificar (Mateo 16:18) y no simples clanes, tribus o circulos sociales, que en su mala entendida teoria de la autonomia se separan como verdaderas sectas, cada una independiente de otra.
Por lo tanto, la visión del apostol Pablo de una Iglesia universal que se ayuda mutuamente, en situaciones de extrema necesidad, hoy día no es compartida por un amplio sector de lideres Cristianos, que tienen en las ofrendas que cada miembro dona, como un tesoro, que debe ser guardado celosamente, para las necesidades única y exclusivamente de la Iglesia local; Sin tomar en cuenta que el mandamiento instituido en 1 Corintios 16:1-4 tiene un amplio sentido universal y no simple y cortamente un sentido localista.
pensar que las ofrendas para los santos sean unicamente para la Iglesia local, no tiene sustento biblico, pues no fué lo que Pablo mandó, en Corinto, ni en ninguna otra Iglesia de Cristo, que el haya fomentado.
Regresar al cristianismo primitivo del primer siglo, conlleva ser solidario y ayudar a otras iglesias de Cristo en momentos de aflicción o extrema necesidad, de los fondos que cada primer día de la semana, los hermanos donan precisamente para eso, para las necesidades de los pobres que hay entre los santos.(Romanos 15:26)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: